Un salto en el tiempo

La destrucción de acervos audiovisuales de las emisoras brasileñas por incendios es uno de los peores capítulos de la historia de la televisión, hecho que por sí solo merece un estudio de causas y efectos. Las causas casi siempre fueron nebulosas, pero los efectos son bien conocidos. Se perdieron programas memorables, interpretaciones únicas y presentaciones inolvidables, privando a los telespectadores de la posibilidad de ver y rever grandes momentos de la televisión y de la historia del país.

Hace ya algún tiempo que los archivos audiovisuales comenzaron a ser tratados como activos de las empresas de comunicación que pueden tener su rentabilidad ampliada. Por eso pasaron a recibir los debidos cuidados para estar en buenas condiciones en el momento de ser reutilizados.

Con la misión de digitalizar más de 80 mil horas de imagen contenidas en cintas de 1 y 2 pulgadas (BCNs y Quadruplex), U-Matic, Beta analógica, además de otros formatos, José Chaves, director de tecnología de la TV Cultura de São Pablo y su equipo de ingeniería diseñaron en 2005 un nuevo sistema de gestión de activos digitales. La evolución tecnológica se extendió a la estructura física de la emisora y a las áreas de producción, edición, exhibición, consumiendo cerca de US $ 6 millones.

Revisión de conceptos

José Chaves, director de tecnología de la TV Cultura de São Paulo, y su equipo de ingeniería diseñaron en 2005 un nuevo sistema de gestión de activos digitales. La evolución tecnológica se extendió a la estructura física de la emisora y a las áreas de producción, edición, exhibición, consumiendo cerca de US $ 6 millones.

José Chaves, director de tecnología de la TV Cultura de São Paulo, y su equipo de ingeniería diseñaron en 2005 un nuevo sistema de gestión de activos digitales. La evolución tecnológica se extendió a la estructura física de la emisora y a las áreas de producción, edición, exhibición, consumiendo cerca de US $ 6 millones.

Típicamente, un archivo de 1 hora con una calidad de 50 Mbps/s ocupa cerca de 20 GB de almacenamiento e impone grandes exigencias a las redes de datos. Además, cuando extrapolamos estas exigencias para cientos o miles de horas de archivo, queda claro cuán importante importante es una solución que contemple el almacenamiento, la investigación y recate de los contenidos.

Para comenzar a atender estas exigencias, el primero de los pasos dado por la emisora fue implantar el Media Portal, una solución brasileña para gestionar grandes volúmenes de contenido digital, tales como vídeos, sonidos, gráficos, fotos, libros, álbumes, sea cual fuera el origen.

Gracias a esa solución, a partir de una réplica de baja resolución puede ser realizada una tarea de inspección o selección de escenas, usando un archivo compatible con el Quictime a 300 kbps. De esta forma, a pesar de tener el mismo contenido, el archivo poseé un tamaño mucho menor y es más fácil de distribuir para pre-ediciones y decodificaciones hechas por periodistas, por ejemplo. Cuando la necesidad es editar, finalizar o exhibir, el software ofrece el archivo en alta resolución. El resultado es que la TV Cultura redujo significativamente la cantidad de cintas y el tiempo de consumo en la búsqueda de materiales.

La digitalización del acervo también exigió la revisión en el flujo de trabajo (ingest y conversiones) y la reorganización del acervo, con indexación de contenidos y metadatos.

Pasado y presente conviven en armonía en la TV Cultura. Diariamente, las cintas de 1 a 2 pulgadas son digitalizadas e indexadas en un proceso minucioso, que involucra a especialistas de diferentes áreas.

Pasado y presente conviven en armonía en la TV Cultura. Diariamente, las cintas de 1 a 2 pulgadas son digitalizadas e indexadas en un proceso minucioso, que involucra a especialistas de diferentes áreas.

Nuevas herramientas

Un gran diferencial en las soluciones de gestión de activos digitales es la posibilidad de mover los archivos dentro de la red corporativa de forma simple y transparente. Los movimientos pueden ser traducidos en flujo de archivo en cinta LTO, flujo de recuperación para visualización (disponibilidad en el servidor de vídeo de exhibición) y flujo de recuperación para edición de material (disponibilidad en islas de edición), por ejemplo.

Por medio de estas funcionalidades, las diferentes áreas de almacenamiento pasan a ser gestionadas para que el archivo solicitado esté rápidamente disponible, o sea, hay una inteligencia asociada que es capaz de encontrar el archivo más cercano y accionar el movimiento hacia el área deseada.

Esto es posible porque el sistema es modular, escalable y capaz de gestionar diversos formatos de archivo para permitir su distribución. La solución de Media Portal posee además un módulo de conversión de formatos, posibilitando la integración de islas de edición de diferentes proveedores.

Todos los archivos digitalizados de la TV Cultura se graban en cintas LTO (Linear Tape-Open), un formato que no está proyectado para ser utilizado en un ambiente de televisión, pero cuya robustez y costo accesible han permitido su entrada en esa área.

Mantenimiento de las máquinas Ampex, y robótica con las unidades de cintas LTO que reciben los archivos digitalizados.

Mantenimiento de las máquinas Ampex, y robótica con las unidades de cintas LTO que reciben los archivos digitalizados.

Arquitectura del sistema

El sistema base para el control y gestión del acervo está compuesto por cuatro servidores, red fiber channel y red gigabit. Adicionalmente existen áreas de almacenamiento tales como storage buffer y robótica em que las cintas LTO son manipuladas. Los cuatro servidores son necesarios, ya que son cuatro los servicios diferentes a ser prestados. Servicio de base de datos, Servicio de movimiento de archivos, Servicio de transcodificación de formatos y Servicio para distribución de la representación de baja resolución.

Servicio de base de datos: es un componente importante del sistema, ya que implementa el catálogo, la base de indexación y además registra todo el historial de cada elemento del acervo, permitiendo saber cuándo y por quién fue digitalizado, cuándo y por quién fue recuperado , así como otras informaciones necesarias para los trabajos de gestión y administración del acervo;

Servicio de movimiento de archivos: el servicio de movimiento de archivos es controlado por el componente Queue Handler, que administra las áreas de almacenamiento y las rutas para el movimiento de archivos para obtener el máximo rendimiento. Este rendimiento, por otra parte, es resultado de los parámetros que controlan la banda disponible en la red y la capacidad de throughput del araño de discos.

Servicio de transcodificación de formatos: este servicio permite la creación de representación en baja resolución y además realizar conversiones entre diferentes formatos de video, incluso HDTV.

Todos los contenidos digitalizados  pueden ser buscados y consultados  a través de Media Portal, que fue integrado por Videodata.

Todos los contenidos digitalizados pueden ser buscados y consultados a través de Media Portal, que fue integrado por Videodata.

Servicio para la distribución de la representación de baja resolución: a través de él, muchas búsquedas pueden consultar y ver un vídeo sin la necesidad de accederlo en alta resolución. Este servicio reemplaza el uso de VTR para las actividades de consulta, aprobación y revisión, que prescinden que el video se encuentre en su máxima calidad.

Los conceptos involucrados en la digitalización de la TV Cultura aún reúnen los componentes storage y robótica. El storage buffer consiste en un área de almacenamiento temporal para el tráfico de los archivos de alta resolución entre la robótica y los servidores de vídeo. Puede tener un tamaño variable empezando con algunos TB hasta cientos de TB. Su dimensionamiento depende de la cantidad de material procesado diariamente y del ciclo de vida de dicho material. El uso de un storage buffer para el periodismo tiene características diferentes a las utilizadas en la producción de programas.

La robótica ayuda a automatizar los procedimientos de archivado y recuperación de material. La capacidad de paralelismo depende de la cantidad de unidades instaladas. Algunas robóticas sólo permiten una unidad, pero hay otras con dos controladores y hasta con 32 unidades para grandes sistemas.

Adquisiciones para el cambio

La producción de la emisora trabaja con 4 Avid Media Composer Adrenaline, 1 DS Nitris y 9 Apple Final Cut. Todas las islas están conectadas en red gigabit, con entradas y salidas de vídeo HD-SDI. La red de las estaciones aún tiene dos storages de 33 y 45TB y cada una de ellas trabaja con un formato. Además del DV25 del periodismo, los materiales son grabados en MPEG-2 50 para programas SD y MPEG-2 100 para programas HD, siendo almacenados en los servidores K2 de Grass Valley.

La producción de la emisora trabaja con 4 Avid Media Composer Adrenaline, 1 DS Nitris y 9 Apple Final Cut. Todas las islas están conectadas en red gigabit, con entradas y salidas de vídeo HD-SDI. La red de las estaciones aún tiene dos storages de 33 y 45TB y cada una de ellas trabaja con un formato. Además del DV25 del periodismo, los materiales son grabados en MPEG-2 50 para programas SD y MPEG-2 100 para programas HD, siendo almacenados en los servidores K2 de Grass Valley.

En 2005, sobre la gestión del entonces presidente Marcos Mendonça, la TV Cultura firmó contrato de suministro para comprar equipos de Thomson, actual Grass Valley, y de otros fabricantes. Con ello, la emisora modernizó y reformó sus islas de producción, periodismo, edición, centrales técnicas, control maestro y reformó su estructura física.

El equipo de ingeniería elaboró un Plan Director para reorganizar el flujo de trabajo y entre los cambios, la edición digital se incorporó al almacenamiento centralizado.

La emisora pasó a utilizar tecnología wideband, SD y HD, en la producción en los estudios y en la exhibición, además de almacenar y exhibir en tapeless. El control maestro pasó a operar en digital y proporcionar señal digital hasta los transmisores, donde pasó a ser codificado en analógico PAL-M.

El proyecto inicial estaba orientado hacia una instalación independiente en HD, periodismo electrónico y una producción para cine digital. Sin embargo, fue modificado para la producción de televisión y no de cine.

Fueron adquiridas 27 cámaras de Grass Valley y otras dos para cine digital Viper (GV); quatro conmutadores con ocho paneles para la unidad móvil 1 y controles; quatro router switchers; siete servidores de vídeo; de los cuales seis eran SD y un HD; equipos modulares para distribución; frame-synchronizer; embedders e deembedders; up e down converters. Cuatro encoders y deembedders; Up y down converters; Encoders y decoders; mixers Yamaha DM-1000 y DM-2000; Dos matrices de comunicación Clearcom; Trípodes Sachtler y pedestales Vinten; 22 lentes Canon; Dos grabadoras de cine digital Stwo; 22 Multiviwers Miranda Kaleido-alto y dos islas de edición Avid Adrenaline.

Alexandre Tahuata, director de proyectos de la emisora, defiende una norma clara en relación a la nomenclatura de los archivos para grabación y el tráfico de archivos.

Alexandre Tahuata, director de proyectos de la emisora, defiende una norma clara en relación a la nomenclatura de los archivos para grabación y el tráfico de archivos.

La utopia del formato único

Como se ha repetido en varias emisoras del país, la introducción de cámaras de alta definición no siempre viene acompañado de los demás elementos que componen el workflow para la producción en ese formato. Normalmente son escogidos algunos programas y estudios pilotos para la adaptación de los equipos involucrados en la producción y realización de pruebas de luz y encuadramiento, por ejemplo.

En la TV Cultura esa realidad no es diferente. No todo lo que la emisora produce está en alta definición e incluso los materiales captados con cámaras HD todavía no se almacenan en este formato. La “Vila Sésamo”, por ejemplo, es captada con cuatro cámaras Grass Valley LDK 6000, producido en una mesa de Grass Valley Kayak y almacenada en un servidor Grass Valley K2 SD. En la post producción, el material en formato MPEG2@50Mbps sigue a las estaciones de edición Avid Adrenaline.

Esta implementación ya ha contribuido significativamente en la economía de cintas y tiempo, pues todo se hace en red. Sin embargo, a pesar de la economía, no todo son flores y la comunicación de archivos entre soluciones de fabricantes diferentes tardó algún tiempo para ser refinada. Según Alexandre Tahuata, director de proyectos, el problema de los fabricantes es definir una norma clara en relación a la nomenclatura usada para la grabación y el tráfico de archivos.

“Tienes un archivo MPEG que no habla con otro MPEG, un IMX que no habla con IMX, un formato que no habla con otro. Este es el mayor problema de configurar un work-flow para post-producción”. Continúa: “La migración de los formatos de archivo ha sido la problemática, pues el mercado no tiene las soluciones necesarias y nosotros tenemos que desarrollar. El proceso de cambio de archivo de un área para otra es difícil “, afirma.

El departamento de ingeniería de la emisora ya tiene una experiencia en el trabajo con formato único. La intención, de acuerdo con Tahuata, era tener un área que convirtiera los formatos a MXF, incluso si el vídeo haya sido captado con una cámara Panasonic P2, una Ikegami o una cámara DV. Sin embargo, se dieron cuenta de que el tiempo para la conversión de los formatos era muy grande. Entonces fue necesario crear flujos separados y al final, para la visualización, convertir todo a MXF.

Mientras no sea posible trabajar sobre un formato único, la emisora ha encontrado en el software de edición no lineal Apple Final Cut Pro la mejor alternativa para recibir, editar y exportar archivos. Su
Su principal ventaja es el plugin de conversión que aceptaba varios formatos, además de figurar como una de las soluciones más amplias y baratas del mercado.

Periodismo tapeless

En la Cultura, mientras los seis equipos de exteriores y los periodistas de la redacción salen en busca de noticias, el equipo de ingeniería trabaja para facilitar el trabajo de la edición. En el núcleo del periodismo, la captura se hace con cámaras que no usan más cintas, como las P2 de Panasonic. Según Tahuata, se han mostrado más eficientes y económicas. El material de las tarjetas P2 es grabado en el servidor central, al mismo tiempo en que es generada una versión en baja resolución para la edición.

Algunas estaciones de edición tienen dificultades para abrir ciertos formatos de grabación, como los utilizados por las cámaras Ikegami GF CAM, que también son usadas por la emisora. Por eso, TV Cultura trabaja para casar la captación con la edición y la post producción. “Si captamos en el mismo formato de edición, ganamos más agilidad y no perdimos tiempo de conversión. Queremos tener una diversidad de codec, de formatos y equipos de captura, edición, visualización. Así podemos optimizar la calidad “, dice el gerente de proyectos.

Para que los reporteros puedan editar sus materiales, la emisora instalará el sistema de edición GV Aurora, que permite visualizar y editar en baja resolución, integrando y agilizando el workflow.

El sistema Aurora trabaja con el concepto de liderazgo flotante, o sea, el software puede ser instalado en cuántas máquinas sean necesarias. Sin embargo, sólo un número determinado de usuarios puede trabajar de forma simultanea. También existen diferentes tipos de islas, cada una con características operativas propias. Actualmente la emisora posee dos islas de Ingest (Aurora RMI), una isla de edición con entrada de vídeo (Aurora Edit), una isla de finalización (Aurora Craft), cuatro islas de edición (Aurora Edit LD) y diez islas de visualización con capacidades básicas de edición (Aurora Browse).

La fábrica

No sólo fueron los equipos que los que necesitaban ser revisados en la actualización de la emisora. El Plan Director previó la reforma en las salas de control, islas de producción y servidores, que ganaron paredes de vidrio. José Chaves asegura que la exposición con vidrios en las islas es para dejar claro lo que está sucediendo en cada una de ellas. “Por no tener competencia comercial, el gran sesgo de la televisión pública es mostrar lo que está haciendo, sus construcciones y soluciones de ingeniería. Esto aquí es una fábrica “, afirma.

Los espacios tapizados ganaron terreno frío en el área de rodamiento de las sillas para evitar el deterioro de la alfombra. En la central técnica, el piso suspendido por donde pasaban cientos de cables fue cambiado por canaletas.

Hoy los servidores se quedan sobre esas canaletas que tienen 1 metro de profundidad. Todo el cableado está catalogado en una especie de mapa, que indica las entradas y salida de los cables, que están identificados por un código. Una solución que reduce significativamente la cantidad de cables y facilitó la identificación.

Para resolver la refrigeración que era ineficiente y podía perjudicar los equipos, la TV Cultura contó con el apoyo de AES Eletropaulo en un proyecto de modernización de los sistemas de iluminación y climatización, que pretendía combatir el desperdicio de energía eléctrica a través de la actualización tecnológica. El consumo de las instalaciones de Radio y TV Cultura disminuía un 39% al año, cuenta Chaves.

El proyecto de actualización tecnológica, implantado hace tres años, incluyó la sustitución y adecuación de los sistemas existentes por nuevos, como lámparas fluorescentes compactas de 15W y 48W. Los reactores electromagnéticos fueron sustituidos por reactores electrónicos de alta eficiencia y las luminarias dotadas de reflectores espejos y luminarias espejos de alto rendimiento.

Para atender el sistema de climatización, fueron instaladas torres de enfriamiento, depósito de termo-acumulación, bombas de agua helada y de condensación, fan coils y red de ductos y tuberías.

Actualmente la TV Cultura, además de la programación principal y analogía, digital y en One-Seg, la emisora transmite la TV Univesp (Universidad Virtual del Estado de São Paulo) por el canal 2.2 y la Multicultura por el 2.3. De esta forma, la emisora es la primera de Brasil en utilizar los recursos de multiprogramación.

Información Adicinal

Categoria: Broadcast
Cliente: Fundación Padre Anchieta
URL: www2.tvcultura.com.br/fpa/