Con la digitalización de archivos de programas e inversiones en equipos, la TV Cultura se prepara para el inicio de la transmisión digital

Acabar con el gasto anual de R$ 100 mil en cintas de casetes. La iniciativa fue una preparación para el inicio de la transmisión digital a partir de dos de diciembre de 2007. Cerca del 80% de los equipos analógicos de la emisora, que datan de la década de 1990, serán reemplazados. “La digitalización es una cuestión de supervivencia”, afirma el ingeniero técnico de la TV Cultura, José Chaves. De acuerdo con su planteamiento, los productos analógicos no se encuentran en el mercado desde hace más de diez años. Recuperar los materiales más antiguos de la emisora y proporcionar más recursos para la producción fueron algunos de los objetivos del proyecto.

En 2005, el equipo de tecnología de la información de la TV Cultura formuló cuáles serían las necesidades, las inversiones, la mano de obra y el entrenamiento para adaptar la TV de São Paulo a la realidad digital. Del total de 26 personas del departamento de TI, 15 profesionales se dedicaron exclusivamente a la iniciativa. El propio Chaves ingresó en la TV Cultura hace dos años, especialmente para comandar este proyecto. Cuenta que fue fue el responsable de la digitalización de la Red Globo de Televisión.

De acuerdo con Chaves, las imágenes ya son capturadas con cámaras de autodefinición, a continuación estas producciones se almacenan en servidores de vídeo, para por la red, sean enviadas a la edición no-lineal. Sin embargo, al final de la edición, las producciones aún vuelven a las cintas para ser transmitidas – un proceso que se cerrará con el inicio de las transmisiones de la TV digital.

Todos los programas educativos, de entrevistas y los telediarios pasarán por una cinta de micro-transmisión digital y las nuevas antenas darán cuenta de la transmisión digital. Para ello, se invirtieron R$5,5 millones en infraestructura y otros US$4,5 millones de dólares en equipos, comprados desde Thompson Grass Valley. El contrato con el fabricante incluyó también entrenamiento de seis empleados de la emisora en la sede de Thompson en Estados Unidos. Por el momento, del total de ocho mil horas de grabaciones que la televisión tiene como objetivo digitalizar, cuatro mil horas están listas.

Infraestrutura

Todo este cambio en la TV Cultura tuvo un reflejo directo en la TI de la emisora, lo cual preparó el ambiente tecnológico para los nuevos servidores de video y datos, almacenamiento y red para comportar el alto tráfico de datos y software específico. Del total de toda la cantidad invertida, el 15% se destinó a gastos con una nueva infraestructura, que incluyó muebles, sistema de aire acondicionado y cableado.

Otro aspecto se refiere a los cambios en el sistema de búsqueda e investigación del acervo ya digitalizado. El sistema de almacenamiento de vídeo de la Sony (CATTD) está siendo reemplazado por el de Media Portal. “La principal necesidad fue la calidad de los vídeos. Nos estamos perfeccionando”, revela Chaves. “Son archivos grandes y de difícil gestión”, evalúa el responsable de la implementación de este sistema, Fabio Tsuzuki.

La resolución de un vídeo puede variar entre 25 megabits por segundo (Mbps) y 50 megabits por segundo (Mbps). Para esta solución, fue necesario implementar una red segregada corporativa para que los vídeos de alta resolución pudieran ser traficados y se necesitaron adquisiciones de servidores, storages y equipamiento para la gestión de la nueva red constituida.

El proceso de almacenamiento de Media Portal se divide en tres etapas, que integran el registro del vídeo, su digitalización – realizada en equipos capaces de ofrecer una calidad compatible para broadcast – y eventual edición. El archivo es asociado a su ficha y automáticamente es migrado a las áreas de almacenamiento gestionadas por el programa. Estas áreas se componen de discos y cintas de datos de la Linear Tape-Open (LTO), tecnología para la solución de almacenamiento externo a servidores de capacidad limitada y para backups.

Una vez archivado en la cinta LTO, Media Portal produce un archivo de baja resolución, permitiendo que cualquier funcionario de la emisora busque sobre el la colección, que posee hasta el momento dos mil títulos registrados. Este proceso elimina el transporte de cintas, además de permitir que el empleado acceda al contenido digitalizado a través de la intranet. La distribución interna, sin embargo, es un límite que el ingeniero técnico de la TV Cultura pretende superar. Uno de los objetivos de Chaves es la interactividad remota. “Por medio de broadcast, el espectador podrá escoger lo que quiere ver entre opciones de un contenido exclusivamente cultural”, explica.

(fonte: InformationWeek – 07/12/2007)